Gira tu dispositivo para visualizar esta web.

Si ves esta pantalla en el ordenador, prueba a reducir el zoom.

Es Noticia / Dossier de Prensa / 27/09/2020

Sonata de otoño

La premsa ha dit 

“Como beber un suave coñac, como dejar que una brisa constante nos pegue en el rostro, como un beso en la frente, como ser abrazado durante una hora y media. Como una charla silenciosa, extensa y profunda, con una madre o un padre. Así es este montaje de Sonata de otoño. Tan íntimo y perturbador como un secreto que sale a la luz. (···) Cristina Banegas encarna a una Charlotte medida. (···) María Onetto encara acá uno de los mejores trabajos de su carrera. (···) Luis Ziembrowski, en un muy buen trabajo de apoyo, nada fácil. (···) No es una obra apta para espectadores ansiosos o impacientes. Hay que acomodarse, entregar la máxima atención y permitirse espiar este mundo íntimo con sigilo, por el ojo de una cerradura que dejó sin llave Veronese.”
Pablo Gorlero (La Nación)


“Veronese ha sido muy fiel al concepto original, despojado de todo adorno. (···) Nada distrae de lo esencial. Los únicos objetos que ofician como significantes son un piano, un teléfono, y un estridente vestido de noche rojo que la madre luce a la hora de la cena. Sonata de otoño es una obra de muschísima actuación, y los estupendos trabajos de los cuatro intérpretes le hacen justicia, dirigidos con precisión por Veronese. (···) Cristina Banegas i María Onetto despliegan un magistral duelo actoral, que corta el aliento. No son criaturas monolíticas, no hay un juego de víctima y verdugo, sino que transitan por todas las coloraturas posibles hasta que la mano del autor sueco las baña con su manto de piedad. Bergman es crudo, implacable, pero al final se aleja del juicio sumario. (···) Este drama de cámara constituye una de las obras fundamentales de la madurez del autor sueco, en el que profundiza en temas como la incapacidad de amar, el profundo aislamiento del artista, la muerte, la enfermedad, la soledad, el desamparo. Y finalmente muestra una delicada misericordia con los seres humanos.”
Alejandra Herren (Clarín)


“La versión de Daniel Veronese deja el texto desnudo en la crudeza de su intención de fondo, exponer en las diatribas rencorosas de madre e hija a dos mujeres que no se escuchan ni se ven una a la otra. Permite interrogarse sobre cómo dos seres con un mismo sensible código musical pueden ser tan sordas al reclamo de la otra. (···) Cristina Banegas y María Onetto producen intensas creaciones en solitario, en las que vibra el dolor de la falta de vínculo de dos personajes complementarios. (···) Las palabras contrapuestas a los sentimientos interiores dominan el explosivo juego interpretativo, aun al costo de impactar antes que conmover al espectador. Una subyugante experiencia de investigación conjunta para amantes del teatro activo y reactivo que puede resultar revelador compartir.”
Luis Mazas (Revista Veintitrés)
“Las actrices se entregan por completo a sus personajes y se dejan absorber por el texto y la historia. (···) Sonata de otoño es uyn ejemplo de cómo algunos miedos y rencores están presentes toda la vida: no dan tregua.”
María Sastre (Tiempo Argentino)

“En la versión original de Ingmar Bergman el vínculo madre-hija estaba marcado por la crueldad y a mutua destrucción. Este enfoque negativo y determinista de las relaciones humanas, sean de familia o de pareja, es una característica de Bergman que lo emparenta con August Strindberg. La puesta en escena de Daniel Veronese es mucho menos severa y solemne. El director relativizó, a través de accionar a sus intérpretes, todo lo que se dice o se denuncia en escena sin limitarse a lo anecdótico. Ya no se trata de un drama asfixiante y sin salida; ahora han entrado en juego ciertos rasgos de comedia que dinamizan y hacen más llevadero este duro enfrentamiento generacional.”
Patricia Espinosa (Ámbito Financiero)


“Cristina Banegas y María Onetto monumentales dando vida a esas dos mujeres a las que no las une el amor sino el espanto.”
Eduardo Marrazzi (Revista MIA)

“Sublime duelo actoral en la mejor obra del circuito comercial. El trabajo de Cristina Banegas nada tiene que envidiar al de Ingrid Bergman. Una lección teatral con dos actuaciones admirables.”
Maxi Legnani (Radio Continental)


“Una subyugante experiencia de teatro activo con un texto inovidable de Ingmar Bergman y notables actuaciones de Cristina Banegas y María Onetto. No deje de verla.”
Luis Mazas (Revista 23)

“Una obra impactante y actuaciones que deslumbran.”
Magdalena Ruiz Guiñazu (Radio Continental)


“Un espectáculo imperdible que ahonda hasta el hueso en la relación madre e hija y deja al espectador sin aliento. Los trabajos de Banegas y Onetto son de una entrega conmovedora, de gran talento. No se pierda esta obra.”
Catalina Dlugi (Canal 13)

“Conmovedora! Secretos de familia nunca revelados, que estallan en íntimo encuentro de una madre triunfadora y una hija que no la perdona. Duelo interpretativo de Cristina Banegas y María Onetto, brillantemente acompañadas.”
Jorge Lafauci (Radio 10)