Dona no reeducable

Segundo monólogo del italiano Stefano Massini: Dona no reeducable, que trata de la periodista Anna Politkóvskaya, asesinada en el año 2006 por estar en contra del posicionamiento ruso en el conflicto checheno. Las funciones  de este espectáculo se alternan con CrecEnUnSolDéu, que versa sobre la vida cotidiana en la Franja de Gaza, durante el mes de Septiembre (consultad los horarios), y regresará en Junio.

Premio Butaca 2016 al Montaje de Pequeño Formato


La curiosidad por Stefano Massini, esta nueva voz del teatro europeo, me llevó en muy pocos días a ponerme en contacto con él, a leerme sus textos que no conocía. El autor que ha deslumbrado a los espectadores esta temporada con Lehman Trilogy escribió hace tres años, en homenaje a la periodista rusa Anna Politkóvskaya, asesinada por el denominado terrorismo de estado, un texto: Mujer no reeducable. Me pareció  que con este segundo monólogo, también extraordinario, y que también tenía el rostro y la voz de una actriz, Míriam Iscla, podíamos enriquecer todavía más este nuevo diálogo de nuestros espectadores con el autor. Y de este modo, hemos hecho lo que antes se llamaba un programa doble. Decisiones casi sobre el terreno, como parecen haber sido escritos los dos textos de Massini. Teatro de urgencia. Urgentes. Necesarios.
Lluís Pasqual

intérprete Míriam Iscla

voces en off Miquel Cabal, Xènia Dyakonova, Lluís Marco y Manuel Nuñez Yanowsky

traducción del italiano Lluís Pasqual / textos en ruso Xènia Dyakonova / iluminación Xavier Clot / vídeo Leo Castaldi / sonido Igor Pinto

ayudante de dirección Juan Carlos Martel Bayod

producción Teatre Lliure

agradecimiento especial Lluís Marco

los derechos de representación de este texto son propiedad de Zachar International

espectáculo en catalán
duración aproximada 1h. 10' sin pausa

sábado 18/06 Àgora Lliure - UPF: La verdad tiene un precio
conversación con Carme Arenas y Llibert Ferri moderada por Cristina Mas

19/06 coloquio con la compañía después de la función


seguid #donanoreeducable en twitter

Violencia y poder