Las escuelas opinan

“Había un músico que tocaba el acordeón y la pintora de la corte que iba dibujando la historia y se veíaa en una pantalla. La reina echaba de menos los colores y la pintora de la corte pintó las cosas del color que mandaba la reina. Cada color le provocaba un sentimiento diferente. La escena era simple, hecha de luces, folios, pinceles y pintura. ¡Era emocionante ver la magia con la que lo hacían!”
(grupos Montblanc y Montjuïc, Escola Costa i Llobera, sobre La reina dels colors)


“Nos encantó la obra y a los críos, también. ¡¡¡Seguid haciendo cosas tan bien hechas!!!”
(Laura Cugat, maestra de la Escola Costa i Llobera, sobre La reina dels colors)