els alumnes opinen

Si sou alumnes de secundària i heu vingut a veure algun dels espectacles recomanats, aquest és el vostre espai. Envieu-nos comentaris de la funció que heu vist!

Els alumnes de 1r. de Batxillerat de l'Institut Montserrat de Barcelona han vist RAGAZZO

“Sentiments a flor de pell en finalitzar una obra d’art que ens fa reflexionar sobre quina és, per sort o per desgràcia, la realitat en la que ens ha tocat viure. Una barreja intensa de sentiments que ens fa pensar i plantejar-nos quina és la nostra concepció del món que ens rodeja. Una actuació sublim i profunda, amb tocs humorístics que alliberen les tensions que es respiren al llarg de la obra, acompanya la duresa de la idea que, el ‘Ragazzo’, com qualsevol persona, com podríem ser tu o jo, veu com li cauen a sobre una sèrie d’esdeveniments que ell no ha triat viure. Penso que és una obra magnífica, molt recomanable per a tots els joves que senten que ells també tenen alguna cosa a dir.” Carlota Pérez Brasó


“El 9 de febrer de 2016 vaig anar a veure l’obra Ragazzo al Teatre Lliure de Montjuïc i vaig sortir encantada! La brillant interpretació de l’actor Oriol Pla em va enganxar des del principi fins al final, i també em va impressionar molt la manera de tractar aquesta història d’una manera tan actual i comprensible per a tots els públics. En conclusió, és una obra plena d’humor, dramatisme, acció i emoció que tornaria a veure i recomano a tots aquells que encara no la coneguin!” Irina Folch
“El que més em va agradar de Ragazzo va ser la capacitat comunicativa de l'actor amb el públic, que sumada a la posada en escena i el to col·loquial, aconsegueixen submergir-te totalment en la història. També m'ha agradat la diversitat.” Alba Linazasoro Tejero
Ragazzo va significar un abans i un després en el meu estat d’ànim el dia que vaig anar a veure l’obra. Sincerament vaig entrar al teatre sense tenir gaire consciència de què anava a veure, però en vaig sortir amb una espècie d’apatia i eufòria, sensació bastant paradoxal. Els registres de l’actor van aconseguir posar-me la pell de gallina i vaig saber veure què passava per la ment del protagonista, tot i l’absència de personatges secundaris que facilitessin l’acció a l’escenari. Moltes escenes i ambients centralitzats en les quatre parets del Teatre Lliure i un clar i ferm missatge que llança l’escriptora a tota l’audiència. Completament recomanable per a obtenir una visió crítica i ferma del món. Molt ben ambientat i molta energia per part de l’actor.” Mar Falguera Garriga
“Veure la representació d'aquesta obra em va agradar molt. La interpretació de l'actor em va impactar tant que vaig arribar a posar-me a la pell del protagonista.” Juls Dalmi
“L’hora i mitja que dura Ragazzo va ser per a mi noranta minuts de clarividència. Un moment i un espai per ser desperta i veure. Veure per fi una realitat en la qual em moc cada dia però que se’m escapa, juganera, rere la quotidianitat i el costum. Una realitat incòmoda, perquè ens diu alhora que no som amos de les nostres vides però que som responsables d’acceptar-ho com si no pogués ser d’una altra manera. Responsables de no parar-nos a pensar per què el món és com és, de no parar-nos a escoltar les veus dels qui surten sempre perdent, de deixar-nos emportar per idees heretades, com les fronteres, els països, o el progrés. Cap a on? Per què? Quin món volem? I Ragazzo ens mostra què passa quan ho preguntem en veu alta. Però allò que encara és més important, i el motiu pel qual li estic més agraïda, Ragazzo genera preguntes silencioses i invisibles dins de cada espectador. I aquestes són el primer pas perquè la sensació d’estar despert s’allargui més enllà dels noranta minuts que dura l’obra.” Clara Calderó Delgado


Els alumnes de 2n. de Batxillerat de  l'Instituto Ipintza de Bergara (Guipúzcoa) han vist IN MEMORIAM - LA QUINTA DEL BIBERÓ

"Esta obra teatral me ha parecido muy buena. Los personajes estaban realmente trabajados, tanto estéticamente como personalmente, muy metidos en el papel. En cuanto a la historia, estaba muy bien ambientada en la época y es interesante saber y poder aprender la realidad de la guerra mediante el teatro. La música, las imágenes de fondo y los diferentes efectos especiales ayudaban al público a meterse en la historia y de alguna manera formar parte de ella. Ha sido una obra magnífica y, aunque yo no tenga experiencia y no pueda hacer una crítica razonable, me ha parecido un buen trabajo y muy emocionante. La capacidad para llegar  al público es mucho más fuerte mediante el teatro que mediante el cine, y esta obra lo ha logrado, conmoviendo a más de un espectador." Jone Igartua


"Cuando supimos cuál era el teatro que íbamos a ver, lo primero que pensé fue "el tema no es muy de mi agrado, pero como cantan, puede que me guste". No tenía muy claro si me iba a gustar. Además iba a ser en catalán pero con subtítulos. Eso me confundió bastante porque nunca había oído que un teatro pudiera tener subtítulos (una ópera sí, pero un teatro...). Eso fue lo primero que pensé. Ya cuando estábamos en el teatro y apagaron las luces, empezaron a actuar y pensé "dónde me he metido". Pero a cada minuto, a cada segundo, cada palabra que decían, cada vez me gustaba más. Parecía que estaba en el campo de batalla con ellos: el vestuario, la sangre, el barro y la suciedad de su cara... era tan real. Yo no sabía mucho sobre el tema, sólo lo que habíamos hablado y comentado en clase, pero cuando me encontré sentada frente a ellos, me imaginaba lo que tuvieron que pasar los jóvenes que tuvieron que ir a la carnicería, y se ponía la carne de gallina al pensar que era gente de mi edad. En la escena que encienden las velas y cuentan la muerte de cada uno, me llegó mucho, tenía las lágrimas a flor de piel. También tengo que decir que en algunos momentos me sentí muy agobiada con los subtítulos porque quería verles actuar pero también quería enterarme de lo que decían, y no podía hacer las dos cosas a la vez. En resumen, me gustó mucho más de lo que pensaba, y personalmente recomiendo a la gente que vaya a verlo. Aunque no sepan mucho del tema o no les guste mucho, porque yo también estaba en esa situación y el resultado fue positivo." María Berroya
"La obra de teatro que vimos en Barcelona me pareció muy interesante. Me asombró que una interpretación sin uso de decoración pueda hacerse tan llevadera y que no aburra. Algo que me llamó mucho la atención fue que en medio de la actuación hicieron un comentario desde su persona explicando que para ellos es realmente difícil poder transmitir el sufrimiento real de la guerra ya que ellos no la sufrieron y les costaba recrearlo; además, por lo que leímos en clase, estuvieron visitando el lugar de los hechos y tras mucho esfuerzo y voluntad, lograron transmitirnos ese sufrimiento que sintieron las personas en aquella batalla. Fue muy interesante escuchar las diferentes historias: cómo fue la primera vez que mató a su enemigo, cómo les era imposible enterrar a sus compañeros, cómo sentían la muerte tan cerca de ellos ...Mi parte favorita fue sin duda la última, cuando cada uno encendía una vela por su personaje y contaban cómo fue el final del mismo. Me pareció muy bonita la manera en la que montaron esa escena llena de respeto, transmisión y sentimiento. Lograron llegar dentro de los espectadores y tocar nuestra sensibilidad. Si a nosotros, que no hemos vivido la guerra ni podemos saber qué se siente al estar en alguna, nos afectó y nos hizo pensar en la gran masacre que sería esa época, a la gente mayor que también acudió no me quiero imaginar cómo se les revolverían los recuerdos, ya que algunos estarían presentes o les pillaría muy reciente y podrían sentirse identificados, ya que en el minuto de silencio que dedicaron a las víctimas de aquella guerra (cosa que me pareció muy bonita y una muestra de respeto por su parte) se podía observar a muchas personas pensativas y con lágrimas en los ojos. Por tanto, creo que la obra se mereció el gran y largo aplauso que obtuvo al final ¡Buena elección!" Alba Roig
"Fue un formidable espectáculo. Estuvo todo bien, desde los actores hasta el decorado. Le dieron justamente el ambiente apropiado al escenario para interpretar una guerra, la batalla del Ebro. Ese ambiente oscuro, casi sombrío, sin muchos colores, que me hicieron meterme mejor en la dura situación que los actores estaban interpretando. Por no hablar del coro, ya que me pareció un detalle muy original el hecho de que estuviese en el escenario y formara parte del decorado, pues normalmente suele estar escondido. Fue una pasada cómo lo vivían los actores, de qué manera se metían en el papel, y eso que desde mi punto de vista el rol que tenían no era nada fácil, no había mucha acción ni movimiento, todo era hablar y contar, y era increíble cómo lo hacían, cómo le daban distintos tonos de voz a cada frase y su forma de hablar, lo daban todo. Supongo que esto se les hizo más fácil porque, por lo que he leído en un artículo de un periódico, el director les hizo recorrer el frente del Ebro, y al fin y al cabo las sensaciones que vivieron allí les servirían en el escenario: veo una gran implicación en el director. Estuvo bien que entre tanto cuento le metiese ese toque de humor, lo que hacía que fuese más interesante. Por lo tanto, hablando del espectáculo en sí, todo son críticas positivas por mi parte. Pero a diferencia de otras personas, a mí no me llegó lo suficiente como para emocionarme. No sé la razón exactamente, pero poniéndome a pensar creo que la misma historia reflejada en una película, me emocionaría y me interesaría más. En mi opinión no es la obra más apropiada para hacer teatro". Miren Gutiérrez
"A mí me gustó mucho el teatro, pero sobre todo la historia tan trágica. Los actores me parece que interpretaron muy bien, se metió cada uno en su papel sintiendo lo que les había pasado a esas personas que estaban interpretando. Lo más importante de todo esto es que, aparte de que ellos lo sintieran, consiguieron transmitir a los espectadores lo que estaban haciendo. Por ejemplo, llegaron a conseguir que yo llorase y entender lo que estaban haciendo." Maddi Arzelus
"El teatro transmitía muy bien lo ocurrido en la batalla del Ebro. Como cada personaje contaba su historia, se hacía más fácil de entender y de imaginarte según lo iban contando. Por otro lado, era muy realista y eso también ayuda a la hora de hacerte a la idea de aquellos años. Asimismo, proyectaban vídeos acompañados de canciones y se hacía más entretenido. Por todo esto, más el minuto de silencio en honor a todas las personas que lucharon en la época, me marcó mucho personalmente, me gustó mucho la obra." Zumaia Elkoro
"El teatro que vimos en Barcelona me gustó mucho, ya que lo que contaban estaba basado en hechos reales. Eso hace que te metas más en la historia y sientas más lo que ellos viven. Por otra parte, los actores protagonistas se metían tanto en el papel que parecía que no estaban actuando, sino que lo estaban viviendo de verdad." Oltza Murumendiaraz
"En general, la obra me gustó mucho. Hacer que un hecho histórico interese no es nada fácil y me sorprendió para bien. Al principio me pareció un poco aburrido, pero a medida que iba avanzando le fui cogiendo el gusto. El hecho de que fuera una historia basada en hechos reales le daba ese punto de emoción. Me sorprendió también lo mucho que lo vivían los actores, parecía que de verdad lo habían vivido, que de verdad habían sentido ese horror, ese miedo... No sentí como que estaban actuando, y eso es un punto a favor, ya que las obras siempre me suelen dar una impresión sobreactuada. Es una obra bastante recomendable, ya que no sólo aporta entretenimiento, también te aporta conocimiento." Danel Campaña